Dictadura… Informativa

Hoy les traigo un experimento, de los de hacer en casa y con gaseosa, y que da para dos conclusiones rápidas: la primera, que somos una pandilla de hipócritas de mucho cuidado; la segunda, que más vale mandar a hacer puñetas al periodismo patrio, salvando excepciones como las de Arturo y Fernando, los conductores de este programa, y cuatro o cinco casos más y contados con los dedos de las manos.

Doy por hecho que saben ustedes que en todo el mundo árabe, de Túnez a Yemen, pasando por Argelia y Egipto, están que trinan. Que los hasta ayer considerados moritos que se dejaban pisotear, hoy son ciudadanos en pie de guerra por sus derechos; y que esta vieja y orgullosa Europa no puede evitar hacerles ojitos desde su historia de revoluciones francesas y demás. Caen las dictaduras árabes. Oh, dictaduras. Oh, qué palabra.Vayan a Google News, esa enorme fuente documental donde se puede leer toda la prensa digitalizada sin límite de tiempo. Y si quieren, repitan el experimento, que yo les sirvo las cifras de esta misma mañana, para que no se me quejen.

Por ejemplo. ¿Número de resultados al buscar la expresión “dictadura egipcia” antes del estallido de las revueltas? Siete. Después de las revueltas: quince. Es decir, el doble en el último mes que en los últimos diez años. Ídem para el binomio “dictadura tunecina”. Antes, cinco; después, veintiséis. Más equilibrado es el caso de “dictadura marroquí”, que ya había sido utilizado por la muchachada de la prensa en 106 ocasiones en los últimos años… antes de las 22 del último mes.

Pues eso no es todo. Mientras nuestra prensa tan libre y democrática ha temido en todos estos años mentar ciertas bichas, no tuvo sin embargo reparos en dejar 2.770 testimonios escritos de la expresión “dictadura cubana”, 2.100 en el caso de la voz “régimen chavista”, y 809 si buscamos la palabra dictador ligada a Kim Jong-Il, el mandamás de Corea del Norte.

Pues eso. Que sigan ustedes tan bien informados como hasta ahora. Y larga vida a Gran Hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *