¡La cura! Cómo quitar los puntos negros

como-quitar-los-puntos-negros1-e1439695004371

Nuestro rostro es la carta de presentación al momento de conocer a alguien. Es lo que está a la vista de todos y por ende, debemos darle el cuidado que se merece para poder ofrecer la mejor impresión a los demás. Adicional a eso, primeramente debemos cuidarla por nuestra salud y por amor propio.

La suciedad es el mayor enemigo que puede tener nuestra piel, es por ello que cuando se habla de la piel del rostro, se hace tanto hincapié en la limpieza de esta zona del cuerpo. Con el diarismo, estamos en constante contacto con suciedad: humo de los carros, el sudor, grasa, entre otros componentes que son dañinos para la buena salud de nuestra piel.

Al contrario de lo que creemos los puntos negros no son solo cosa de adolescentes quinceañeros, sino un problema estético que afecta a cualquier persona con la piel grasa, su proliferación en los más jóvenes se debe a que es esta edad cuando la piel tiende a producir más sebo (grasa).

Los puntos negros no son más que una combinación de piel muerta y sebo anclada en nuestros poros (definición de andar por casa), por lo que para eliminarlos es clave una buena limpieza, que arranque esa suciedad e impida que aparezca más.

La pereza que nos da en la noche a la hora de quitarnos el maquillaje, puede más que las ganas de querer tener un rostro saludable. El hecho de que nos acostemos con la cara llena de productos de maquillaje, añade aún más suciedad.

¡Adiós puntos negros!

Como esto es lo último que queremos, cada noche antes de ir a dormir nos desmaquillaremos a conciencia, y aplicaremos una hidratante, todos los días, aunque no utilicemos maquillaje, pues la polución y demás agentes externos también ensucian y obstruyen nuestros poros.

Exfoliarnos es clave para una limpieza a fondo. Lo ideal es una o dos veces por semana, pero cuando se tienen puntos negros se pueden comprar exfoliantes que nos permitan hacerlo a diario.

Lo que puedes usar para combatirlos

  • Tiras anti-puntos negros

Son un genial complemento a los exfoliantes, aunque rara vez retirarán todas tus imperfecciones, si dejarán tu piel mucho más limpia, para usarlas solo debes humedecerlas con el dedo, pegarlas en la zona de la cara donde tengas puntos negros y retirarla una vez seca.

  • Exfoliantes para puntos negros

Puede utilizarse a diario, algunos incluso incorporan un pequeño cepillito para una limpieza aún más a fondo, no siempre es recomendable utilizarlos con tanta frecuencia, tu piel se puede irritar, si es tu caso te recomiendo utilizarlos cada dos o tres días.

  • Tónicos  para puntos negros

Cierran los poros evitando que se acumule suciedad en ellos, lo mejor es que lo compres de la misma marca que el exfoliante, para que ambos productos se complementen y te proporcionen mejores resultados.

Pon en práctica estos consejos y aplícate tres veces por semanas estos productos para que notes la diferencia. También puedes adicionar a tu tratamiento casero, una visita a un esteticista para que te realice una limpieza profesional y profunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *