Mascarillas para el rostro: lo que debes saber a la hora de elegir una

Mascarillas para el rostro: lo que debes saber a la hora de elegir una

Una de las partes de nuestro cuerpo que esta la carta de presentación personal, es nuestro rostro. Es lo primero que mostramos al mundo y es por ello que debemos tenerle un cuidado especial para mantenerla saludable y radiante.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y su primera y principal barrera contra agentes patógenos. Entre sus muchas funciones están: regular la temperatura corporal, proteger las estructuras internas y proporcionar sensaciones como el tacto y la presión. Una piel tersa y luminosa es señal de  salud, sin embargo existen muchos factores internos y externos que pueden influir negativamente en su aspecto y correcto funcionamiento.

Mascarillas para el rostro: consideraciones a tomar

No hay nada más refrescante para el rostro que una  mascarilla natural: hidrata, elimina las células muertas de la piel, y reafirma las líneas de expresión.

Existen varios tipos de mascarilla en dependencia de la forma en que actúan sobre la piel, así que debes tener en cuenta lo que necesitas para elegir cuál preparar:

Mascarilla de Efecto Tensor: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión que favorece la circulación sanguínea y la nutrición celular.

Mascarilla de Efecto Reafirmante: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión que reafirma los tejidos.

Mascarilla Exfoliante: Permite la eliminación de células muertas y secreciones de la piel.

Mascarilla Hidratante: Evita la evaporación del agua superficial de la piel, creando una barrera de protección y favoreciendo la desaparición de las arrugas y reafirmando las líneas de expresión facial.

Mascarilla Estimulante: Estimula los vasos capilares superficiales y favorece la nutrición de los tejidos.

Mascarilla de Efecto Aclarante: Absorbe el exceso de melanina, eliminando manchas y pecas.

Mascarilla Renovadora: Elimina las células muertas de la capa superficial y activa y acelera la renovación celular.

Debes tener en cuenta que la piel de cada persona tiene características diferentes, por lo cual la reacción ante determinada mascarilla puede ser diferente también. Uno de los aspectos que más influye en la efectividad de un tratamiento facial es el tipo de piel, ya sea seca, grasa o mixta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *