Técnicas para estudiar matemáticas

tecnicas-para-estudiar-matematicas

Las matemáticas son una asignatura que no es indiferente para ningún estudiante. Todos hemos tenido nuestros episodios en el colegio en el que esta materia nos dio varios dolores de cabeza y, cuando pensábamos que nos habíamos desecho de ella, nos acompaña en la universidad y luego por el resto de nuestras vidas.

Algunos la aman y otros la odian; siendo este último grupo mucho más numeroso que el primero (en la mayoría de las ocasiones). Sin embargo, muchos de los estudiantes que odian las matemáticas lo hacen porque no saben cómo estudiar para obtener buenos resultados; trayendo como consecuencias frustraciones por parte del alumno, la preocupación de los padres y del maestro.

Es por ello que en este post en particular, compartiré contigo algunos tips que puedes implementar de ahora en adelante que vayas a estudiar matemáticas. Toma nota de cada una de las recomendaciones que aquí compartiré y ¡verás qué fácil son las matemáticas!

Multiplicando tú nota

  1. Práctica, práctica y más práctica

Es imposible aprender matemáticas leyendo y escuchando. Para aprender matemáticas hay que ponerse el mono de trabajo y lanzarse a hacer ejercicios matemáticos. Cuanto más practiques, mejor.

Cada ejercicio tiene sus particularidades y es importante haber realizado el máximo número de ejercicios posibles antes de enfrentarnos al examen.

  1. Revisa los Errores

Cuando estés practicando con ejercicios, es muy importante que compruebes los resultados y, más importante aún, que te detengas en la parte que has fallado y examines el proceso en detalle hasta asimilarlo. De nada sirve comparar resultados si no sabes en qué te has equivocado. Por eso es conveniente que tengas unos buenos apuntes con problemas resueltos. De esta manera, evitarás cometer los mismos fallos en el futuro. También es recomendable apuntar todos tus fallos y repasarlos repetidamente antes del examen.

  1. Domina los conceptos clave

¡No intentes aprenderte los problemas de memoria! Los problemas matemáticos pueden tener miles de variantes y particularidades, por lo que es inútil aprendernos problemas de memoria sin entenderlos. En cambio, es más efectivo dominar los conceptos importantes y el proceso de resolución de los problemas.

  1. Consulta tus dudas

Puede que en muchas ocasiones te sientas atascado en una parte de un problema o que simplemente no entiendas el proceso. Lo común en estos casos es simplemente pasar de ese problema y pasar al siguiente. Sin embargo, es recomendable despejar todas las dudas que tengas en la resolución de un problema.

Por tanto, puede ser buena idea estudiar junto a algún compañero con el que consultar dudas y trabajar juntos en problemas más complejos. Asimismo, recuerda plantearle al profesor las dudas que tengas, ya sea en clase o en una tutoría.

  1. Crea un ambiente de estudio sin distracciones

Las Matemáticas son una asignatura que requiere más concentración que ninguna otra. Un ambiente de estudio adecuado y libre de distracciones puede ser el factor determinante para conseguir resolver ecuaciones o problemas de geometría, álgebra o trigonometría complejos.

Si te gusta estudiar con música, puede ser una buena idea escucharla de fondo para relajarte y favorecer un ambiente de máxima concentración. Eso sí, deja de lado Pitbull y Eminem, la música instrumental es lo más recomendable en estas ocasiones.

  1. Crea un diccionario matemático

La asignatura de matemáticas tiene una jerga específica. Te sugiero que crees unas fichas de estudio con todos los conceptos que vas aprendiendo y su significado, para que puedas consultarlos en cualquier momento y no te sientas perdido entre tanta palabrería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *